Quién es, quién llama

Decir
que no habrá fuegos que me atrapen,
que no habrá explosiones que me hablen,
no es del todo exacto.

Incluso
esperar la muerte de las rosas,
que llegue el invierno y cubra al ser vivo,
no es un factor válido en la ecuación.

Quién es, quién llama
no soporto esta incesante
y ferviente y pasajera lluvia

que no está.

 

****

Este poema es parte del poemario inédito “Quién es, quién llama”, el cual terminé, sí me lo permiten las relecturas, en el año 2009, y que ha crecido y estilizándose desde casi 2006. Se mueve como un juego de espejos entre aquella pregunta que se hacía Leonard Cohen en la canción “Who by fire”: “And who, shall i say, is calling?”. Un motivo de extrañeza interno frente a lo externo, y vicecersa. De no reconocimiento total, de punto ciego. De necesidad y, al mismo tiempo, desconfianza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s